domingo, 16 de diciembre de 2012

Mermelada de Naranja y Ron Elixir (Paso a Paso)


Se acerca el Día de Navidad y seguro que os apetece tener un detalle con vuestros amigos y compañeros de trabajo. Ofrecer regalos comestibles es una forma económica y muy personal de regalar. Y seguro que a la persona a la que regaléis le va a encantar! Podéis preparar mermeladas, galletas, aceites y vinagre aromatizados, trufas de chocolate, etc... Hay un sinfín de posibilidades.

Una de las cosas que voy a regalar estas Navidades va a ser esta mermelada de naranja y ron. La he preparado ya en dos ocasiones y me ha gustado muchísimo el resultado. La mermelada queda muy jugosa, con toda su pulpa... Y le puesto ron Elixir de Bacardi. Al ser ron de caña tostada de azúcar, su sabor se asemeja bastante al del caramelo líquido, con un cierto regusto a tostado. Es un ron dulce, así que os recomiendo poner menos azúcar a la mermelada para que quede en su punto exacto de dulzor.


Ingredientes:

- 600 g pulpa de naranja de mesa
   (4 ó 5 unidades)
- 250 g azúcar
- 50 ml de ron Elixir




Preparación:

Lavamos bien las naranjas, frotándolas con un estropajo, ya que vamos a usar su piel. Las secamos y las pelamos. Necesitaremos la piel de dos de ellas, así que al pelarlas intentaremos que la piel lleve lo más mínimo de parte blanca, ya que amarga. De todas formas, cuando hayamos sacado toda la piel que vamos a usar, conviene repasarlas con el cuchillo para raspar todo lo blanco posible. Después, cortamos a juliana fina.

Ponemos las cáscaras a juliana en un cazo con agua hirviendo y las dejamos cocer unos minutos. Tiramos ese agua y volvemos a poner agua nueva a calentar. Cuando hierva, volveremos a incorporar las pieles y les damos un segundo hervor durante unos minutos. Todo ésto se hace para quitarles el amargor.



El siguiente paso es pelar todas las naranjas eliminando toda la parte blanca, incluyendo las membranas. Como veis en la foto, los gajos están bien delimitados. Para sacarlos, tan sólo hay que cortar con un cuchillo bien afilado a ambos lados del gajo y éste saldrá fácilmente y sin restos de membranas. Conviene hacerlo sobre una tabla que recoja los jugos o sobre un plato, ya que vamos a necesitar también el zumo que suelte.



Cortamos todos los gajos en trozos pequeñitos y estrujamos los restos de las membranas para aprovechar todo el zumo. También recuperamos todos los jugos de haber troceado las naranjas.

Una vez tenemos todo eso acabado, pesamos la pulpa con el zumo. La proporción en una mermelada es la mitad del peso de la pulpa en azúcar, pero como vamos a ponerle un ron que es dulce, le he puesto un poquito menos.



Ponemos la pulpa y el zumo a calentar a fuego fuerte primero y, cuando hierva, a fuego medio - bajo. Dejamos cocer el tiempo necesario hasta que reduzca y luego añadiremos el azúcar y las pieles hervidas. Dejamos terminar la cocción hasta que quede con la consistencia que nos guste (cuando enfríe espesará aún más). La cocción, en total, tarda más o menos una hora.



Mientras cuece, puede soltar una espumilla que debemos retirar con una cuchara que no sea de metal.

El último paso es verter la mermelada en frascos de cristal previamente esterilizados (hervidos junto con sus tapas y perfectamente secos). Si vamos a consumir la mermelada en breve, no hará falta ponerlas al vacío, pero si queréis guardarlas en la nevera, os explico cómo envasar al vacío de forma fácil y rápida.




Al poner la mermelada en los tarros, hay que dejarles al menos un dedo sin llenar. Limpiamos bien los bordes y cerramos. Ponemos un paño de cocina en el fondo de la olla rápida y sobre éste, los botes distanciados entre sí. Llenamos la olla hasta que cubra 3/4 partes de los tarros. Cerramos y llevamos al fuego.

Contamos 15 minutos desde que sube la válvula. Retiramos del fuego. Después de abrir la olla, dejamos enfriar los tarros en su interior. Sacamos, secamos bien y comprobamos que se ha hecho el vacío de la siguiente forma: la tapadera se hundirá en el centro y al presionar justo ahí, no cede. Esto indica que lo hemos hecho bien!

Ya sólo hay que ponerle una etiqueta bonita y un cubretarros ¡y regalarla!

Espero que os haya gustado mi paso a paso y que os sirva de ayuda! Ahora me voy corriendo a poner el árbol de Navidad, que aún no he tenido tiempo!!


6 comentarios:

  1. Te ha quedado una mermelada estupenda,la tengo que hacer y a lo mejor la pruebo con el ron, tiene que darle un saborcito muy bueno.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  2. me encantan las mermeladas caseras y son un regalo perfecto! bicos

    ResponderEliminar
  3. Me encanta es perfecto para acompañar un chocolate con bizcocho.

    Un saludo!

    http://mesequemalaleche.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. Que rica mermelada casera y con ese toque tan especial.
    Un besito desde Las Palmas y felices fiestas.

    ResponderEliminar
  5. Que buena¡ la de recetas que me imagino con ella, besiños ya casi navideños

    ResponderEliminar
  6. Que rico el toque de ron, me encanta preparar mermeladas y con ese toque tienen que estar muy buenas, con tu permiso me llevo la idea a mi cocina. besos ;)

    ResponderEliminar

¡Gracias por dedicarme un ratito de tu tiempo! Tus comentarios me animan a seguir adelante con este proyecto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...